Menú Cerrar

Entrevista a Tuomas Holopainen, de Nightwish

El pasado sábado 1 de diciembre tuvimos la oportunidad de entrevistar a Tuomas Holopainen, teclista, compositor y letrista de Nightwish con ocasión de su concierto en el St. Jordi Club de Barcelona. 

Nightwish es un grupo de metal nacido en 1996 en Finlandia. Son una de las bandas más icónicas de su género con una trayectoria más que consagrada después de nueve álbumes y más de veinte años de existencia. Pese al paso del tiempo y los cambios de formación, la cohesión entre sus miembros va más allá de lo musical, existe una auténtica conexión entre ellos que transmiten al público para generar una auténtica experiencia. Sin duda alguna, Nightwish trascienden lo musical.

Nos queda la sensación de que podríamos estar hablando durante horas, de que esta entrevista necesita una continuación para poder profundizar en la motivación, las historias que oculta y todos los detalles que rodean a su proceso creativo.

 

 

Si tuvieras que contarnos en tus propias palabras la biografía de Nightwish, ¿cómo la describirías?

Es difícil de resumir. El grupo empezó como un hobby entre tres compañeros del instituto: Tarja [Turunen, anterior vocalista principal del grupo], Emppu [Vuorinen, guitarrista] y yo. La idea era componer música acústica, de campamento, simplemente divertirnos.

En aquellos días Tarja quería ser cantante profesional, Emppu tenía sus propias ambiciones y yo quería ser biólogo marino. Después, al darnos cuenta de lo divertido que era componer y crear música juntos decidimos dar un descanso a nuestras otras ambiciones y concentrarnos durante un par de años en este proyecto, Nightwish. Hoy en día aún seguimos en ese camino.

 

¿Hay algo que no te hayan preguntado nunca y creas que el mundo debe saber acerca de vosotros?

A estas alturas debo haber hecho unas 17.000 entrevistas, así que prácticamente me lo han preguntado todo… al menos sobre las cosas que deben salir a la luz.

 

¿Cuáles son tus principales inspiraciones? ¿Hay alguna experiencia concreta de tu vida que haya sido especialmente inspiradora?

Durante once años hice un intercambio de estudiantes en Kansas, en aquella época me cambió la vida al ver a Metallica y Guns n Roses en directo, cambió totalmente el tipo de música que escuchaba. Hasta entonces sólo escuchaba música clásica y pop finlandés. Después de que me arrastrasen a ese concierto y Metallica tocara su primer tema, The Shortest Straw, me enganché de por vida.

La inspiración puede venir de cualquier cosa. En mi caso, quiero crear canciones que sean realmente personales, pequeños pedazos de mi diario. En ocasiones encuentro algo muy personal, ya sea bueno o malo, algo que necesite sacar de mi cabeza, entonces escribo una canción, nuestros álbumes están llenos de esas. Otras veces me ciño a temas que no son personales pero me interesan mucho, como pueden ser la historia de los indios nativos americanos o, por ejemplo, en este nuevo álbum, la belleza de la naturaleza de la realidad y el universo. No es algo personal, pero es algo que me gusta mucho y sobre lo que estoy profundamente interesado.

Al final sólo quieres contar historias que, de alguna manera, te afecten. Quieres sacártelo de la cabeza.

 

 

¿Cómo es tu proceso creativo?

Siempre empieza con una historia, con el tema de la canción. Creo que nunca he compuesto una canción sólo improvisando con mi teclado, empezando con una melodía y construyéndola a partir de ahí. En mi caso el proceso es siempre inverso. Pienso: Necesito escribir una canción sobre un amor perdido hace años, desamor, un libro que me haya inspirado o cualquier otro tema. ¿Cómo puedo dar vida a esta historia? ¿Es una canción de metal? ¿Hay elementos folk? ¿Es una balada? ¿Tendrá una base de piano o de guitarra acústica?

Esto es fascinante, me encanta el proceso de tratar de encontrar la forma perfecta para contar una historia en concreto. Después escribo la música y las letras finales. A continuación paso meses puliendo detalles hasta que llego a un punto en que no puedo contribuir más a la canción. Entonces enseño al resto de miembros del grupo el tema y volvemos a empezar. A veces, cuando les enseño un tema están encantados y queda casi exactamente como lo imaginé en un primer momento. En ocasiones cambia mucho. Quizás un guitarrista dice “ese riff no es demasiado bueno, ¿y si probamos así?” y, de repente, es perfecta. Quizás Floor [Jansen, actual vocalista del grupo] cambia la línea vocal y, de repente, es perfecta. Es una colaboración, por eso somos un grupo.

 

En vuestra música hay una cierta cinematografía que consigue transportar al oyente a distintos lugares. Con frecuencia mencionas que los grandes compositores de cine han sido una importante influencia en tu música, de hecho compusiste While Your Lips Are Still Red con Marko [Hietala, bajista y vocalista del grupo] para la banda sonora de Lieksa! ¿Escribirías una banda sonora completa?

Ojalá. Ese ha sido, durante años, uno de mis sueños, pero tendría que ser algo que realmente me gustara. No me interesaría escribir una banda sonora para una comedia romántica, tiene que ser algo que me interese, como un documental de naturaleza para Discovery Channel o un buen juego, me encantaría participar en The Elder Scrolls VI o algo similar. En cualquier caso, Nightwish es, con diferencia, mi mayor prioridad, así que eso es algo en lo que me gustaría centrarme en el futuro. Me veo con cincuenta años haciendo algo así, si a alguien le interesa.

 

¿Qué formato de directo consideras más adecuado para Nightwish? ¿Prefieres conciertos más íntimos o públicos más grandes?

Creo que todos los formatos tienen sus ventajas y desventajas. Cuando voy a un concierto me gusta tener una interacción más cercana, más rock and roll. Sin embargo, cuando vas a un festival y tienes toda la producción con pirotecnia, pantallas, etc. y hay 50.000 personas gritando es un mundo totalmente diferente. 

Me siento agradecido de tener distintos tamaños de públicos por todo el mundo. En Europa podemos tocar para 20.000 personas y luego, en Estados Unidos, para 1.000 personas en un club, así que intentamos extraer lo mejor de cada tipo de formato. No considero que haya un formato ideal para nuestro grupo.

 

¿Hay algún recuerdo de algún escenario o concierto concreto al que tengas especial cariño?

Hay muchos, es muy difícil elegir.

La primera vez que tocamos en Wembley fue mágico, tiene un aura especial. No quiero presumir, pero ser el primer grupo de Finlandia que agota las entradas en Wembley es algo muy especial.

En ese mismo tour tocamos en París dos semanas después del ataque terrorista en Bataclan y, probablemente, fue el concierto más emotivo que dimos. Todo el mundo vino y había una conexión muy especial entre el público y el grupo. Todos nos unimos y disfrutamos durante esas dos horas de concierto. Fue muy especial.

 

¿Cuál es tu prioridad sobre el escenario? ¿Te centras en expresarte o en las sensaciones del público?

Los conciertos son siempre una interacción. Mientras mejor y más ruidoso sea el público, mejor te hacen sentir. Yo nunca actúo, tiendo a olvidar quién soy, de hecho durante la mitad del concierto tengo los ojos cerrados para contar mis historias y sentir las emociones. Nunca actúo o toco para el público, pero claramente consigues un extra de energía si el público está sintiendo lo que haces. A veces puedes centrarte en una o dos personas de la primera fila y, si están completamente involucrados, tú sientes lo mismo. Importa, y mucho.

Por supuesto, en nuestro grupo cada uno tiene su propia personalidad. Floor, Marko y Emppu sí actúan e interactúan con el público constantemente, pero no es mi estilo. Por eso en este tour preferí mantenerme en detrás en el escenario. He estado al frente durante quince años, así que me apetecía volver atrás, tocar y centrarme en mi propio microcosmos. Ése es mi fuerte.

 

 

¿Qué tienes pendiente?

Creo que todavía no hemos publicado nuestro mejor álbum, así que ésa es nuestra mayor ambición. Creo que nuestro mejor álbum y nuestro mejor directo aún están por venir.

 

Si pudieras elegir a cualquier otro artista, ¿con quién te gustaría trabajar?

Dos de mis mayores héroes son Hans Zimmer y Vangelis, así que cualquiera de ellos. Pero claro, me gusta mantener la distancia con mis héroes.

Una vez, en Helsinki vi a Hans Zimmer en directo y me invitaron a conocerle en una fiesta después, pero rechacé la invitación. Es una persona tan importante para mí que hay una parte en mí que prefiere mantener la distancia. Un buen ejemplo de esto lo constituye que durante toda mi infancia Walt Disney fue mi héroe, un semidios. Sin embargo, cuando leí su biografía mi mundo se derrumbó. No era una gran persona. Con alguna gente es mejor mantener la distancia. Volviendo a tu pregunta, si Hans Zimmer me pidiese una colaboración estaría encantado.

 

Si pudieras elegir alguien para que entrevistemos, ¿a quién sería? ¿Y qué pregunta te gustaría hacerle?

Hans Zimmer, le preguntaría si quiere trabajar conmigo. O quizás al jefe de Bethesda, le preguntaría si ya tienen un compositor para su próximo juego, no digo más.

 

¿Qué consejo darías a alguien que esté comenzando?

No escribas o compongas música si la sola idea de no poder hacerlo es demasiado difícil de soportar. Esa cita no es mía, sino de Gustav Holst, pero creo que es una de las mejores.

 

 

Entrevistar a Tuomas ha sido toda una experiencia, es fácil percibir la profundidad de su pensamiento incluso después de una breve entrevista. Realmente te hace pensar acerca del desarrollo artístico y la importancia de cooperar y compartir para crear y mejorar ideas. Definitivamente, estamos muy agradecidos con Tuomas y Nightwish por esta experiencia.

 

Para finalizar, queremos enviar agradecimientos a Markus, de Nuclear Blast, a Ewo, de Till Dawn They Count Management y a Bárbara, de Rock N’Rock.

 

 

Puedes seguirnos en Facebook e Instagram para estar al día de todas las novedades.

 

PIENSA. SIENTE. ACTÚA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Copyright © Untitled.